Vencimiento del Dragón en Alcañiz

Los primeros acebos aguardan a media hora de paseo suave , sin apartarnos del camino. Sus frutos, de un rojo vivísimo, y sus hojas,verde oscuro, crespas y con espinas en el borde, son un fogonazo imposible de pasar por alto, sobre todo en un día como éste, cuando el paisaje luce pintado de blanco. A sus pies, el frío ha congelado los helechos. Y robles, en inverierno desnudos , con sus hojas convertidas en una alfombra ocre en la que se hunden las botas.

Y vacas, que pastan a sus anchas en estas praderas fértiles. A lo lejos suena un disparo: El regreso, como la subida, puede hacerse de dos formas. Esta cueva , descubierta en , tiene 3. En el interior se han hallado pruebas de pobladores de la zona dos mil años antes de Cristo, dato que alentó la construcción de un parque arqueológico. Tienen un recorrido de unos 1. Para quien no haya oído hablar de las cascadas del Purgatorio, en la cabecera del valle del Lozoya, término municipal de Rascafría, cabría decir que es la excursión perfecta.

Ni demasiado larga ni floja y corta. Ni difícil ni extremadamente blanda. En total, doce kilómetros , seis de ida y seis de vuelta. Y en estos días, cuando ya ha empezado el deshielo, tan verde y deslumbrante, que, al acabar, ya cosquillean las ganas de volver.

Once rutas fáciles cerca de Madrid para hacer con niños

La ruta del Purgatorio comienza en el Puente del Perdón , justo enfrente del monasterio del Paular sierra de Madrid. El valle de Lozoya suele rebosar de agua, de luz, de vida. Desde entonces y hasta la cascada, el agua salta alegre, sin complejos, entre rocas, campo, risas, un picnic que alimenta, y mucha nieve en el invierno de las cumbres. En total, sólo siete kilómetros de agrable y llano paseo junto al cauce.

Abundan las cuevas , los recovecos creados por el agua. Incluso alguna de ellas, como La Galiana, puede visitarse con guías. Grandes horizontes. El río y la vegetación de ribera son los protagonistas de la primera parte del camino. Del latín arboretum: Para llegar hasta aquí arriba a 1. En esta vertiente de la sierra, desde las Machotas a Abantos, abundaba el agua y el granito, y el bosque de robles era espeso y fresco. Pero la grandiosidad de la obra y las necesidades de la Corte pronto dejaron las laderas como una frente despejada.

A finales del siglo XIX comenzó la reforestación con pinos, el paisaje que ahora vemos. Recópolis, una de las pocas ciudades que se conservan de la época visigoda, nos ayuda a dejar volar la imaginación. El Tajo zigzaguea perezoso al pie de Zorita de los Canes: Los restos sacados a la luz por los arqueólogos nos arrojan violentamente al pasado, en busca de las distintas etapas de la ciudad. La basílica, unida en su momento al palacio, tenía tres naves, y desde los ventanales de todo este conjunto el paisaje debía alimentar el espíritu de sus moradores. El castillo medieval es la siguiente estación de paso.

Y, antes de volver a casa, a nueve kilómetros, Pastrana, la ciudad de la princesa de Éboli. El castillo mudéjar de Coca es una postal reconocible. Es un puñetazo de color ocre rodeado por una gigantesca mancha verde. Allí vamos. En el mismo castillo en un parque situado a la derecha de la entrada arranca una senda ecológica que conduce al corazón del bosque Y así durante los veinte años que se mantiene en explotación cada pino.

Poco a poco ganamos altura, hasta que, a la izquierda, aparece el pinar y un cartel que nos guía hacia la senda. A partir de ahí ya no hay pérdida. Y, de repente, a lo lejos, de nuevo la silueta del castillo , visto desde este mirador verde. La senda, después de cinco kilómetros de caminata, termina en el Parque Recreativo de El Cantosal , a menos de dos kilómetros del castillo.

¿Qué buscas en Madrid?

Historia a pie de calle. La senda -sencilla, perfecta para llevar a los niños- comienza junto al aparcamiento situado frente al Camping Valle de Iruelas.

A un lado y otro, junto a los correspondientes paneles indicativos, vemos ejemplares de tejo, pino, acebo, enebro, quejigo, fresno, muérdago, jara o torvisco. Bastan cuarenta y cinco minutos para recorrerla, pero unos metros después de empezar encontraremos un desvío a la derecha, hacia el observatorio Lancha de las Víboras , un mirador para echar una ojeada a la inigualable colonia de buitres del valle.

Qué es Pequemontañas

El buitre negro es la estrella de las postales de Iruelas. La excursión puede seguir con las actividades que se organizan aquí, o por nuestra cuenta. Estamos muy cerca del castañar de El Tiemblo , de los Toros de Guisando, de Cebreros y Navaluenga, en una región cruzada de senderos y de arroyuelos que se despeñan sierra abajo. Ahí se queda la vida gris, la oficina, y empieza el reino del color.

Por eso resulta milagroso encontrarse un bosque como el de Tejera Negra tan al sur. A la derecha, el bosque de robles luce un tono cobrizo que hipnotiza, y a la izquierda, la umbría envuelve las faldas de los picos de la Buitrera, del Cervunal, del Parrejón y de la Escaleruela. La nueva actividad PequeMontañas es un proyecto del Club de Senderismo PisaMontañas dedicado a fomentar el excursionismo infantil en familia para niños de 0 a 99 años. En PequeMontañas la clave consiste en adaptar todos los conceptos de nuestra experiencia en rutas de senderismo al ritmo de marcha infantil y a las necesidades de los niños, para que éstos se diviertan, aprendan y disfruten durante la excursión.

Eso sí, sin olvidar que son los padres abuelos o acompañantes quienes deben interpretar los datos de los recorridos y la información de cada ruta. Caminando también se fortalece el cuerpo y se pasan buenas aventuras con los amigos. También puedes ponerte en contacto con PisaMontañas para facilitarte el contacto con otras familias y convenir un transporte compartido. Si necesitas apoyo logístico para acceder a Madrid con tu coche y aparcarlo cuenta con nosotros que intenteremos facilitarte alternativas.

La duración estimada de las jornadas es de unas 5 a 6 horas. Para estas actividades familiares hemos ideado el nivel azul. Lo ideal es que sean carritos especialmente adaptados para campo de los de 3 ruedas grandes.


  1. Pisamontañas » Qué es Pequemontañas?
  2. cena nochebuena bilbao.
  3. lucia y el sexo reparto.
  4. ¿Eres carne de trekking? Tengas hijos o no El Molar cuenta con una ruta media para senderistas.