Áreas temáticas

MARIO BOU ORTEGA

Son kilómetros, 7 puertos de montaña y 3. Eso sí, siempre que también se inscriban en el Tour del Juguete Costa Blanca. Se trata de una pieza impermeable, de gran calidad y que supone una novedad en el tipo de prenda que se suele ofrecer en este tipo de pruebas. José Ros, director de la marcha, confía en que esta novena edición sea todo un éxito, como ya lo han sido las anteriores. Todo el mundo que viene por primera vez repite".

Ros asegura que la organización ha hecho un gran esfuerzo para ofrecer el culote de regalo y también valora muy positivamente el acuerdo para la creación de Ciclos Gsport Aquazero ya que "queremos que todos los que vengan a Requena se vayan satisfechos de pasar un gran día de ciclismo", y este acuerdo lo permite.

Comercial Studio. Noticias de ciclismo. Otras noticias: El sol comenzaba a salir, dando muestras de lo que hoy nos esperaba, que iba a ser calor.

Aunque a primera hora hacía algo de fresquete, desde primera hora se podía ir de corto sin pasar apenas frío. Dejamos los coches aparcados donde habíamos pernoctado y desde allí nos fuimos en bici a la salida, así que resultó algo pintoresco el transitar con la bici por las calles de empedrado del casco histórico. A las 7. Al rato llegaron Casao y Domi, que habían madrugado bastante para venir a correr a Requena, y se ponen junto a nosotros. Pronto llega la hora, y con algo de retraso se da la salida a la marcha.

La Marcha - XI MARCHA CICLOTURISTA 7 PICOS

Yo temía que los bidones de la bici saltaran ahí, porque si se queda uno sin bidones en el km. En el primer corte se marchan por delante unos 10 tíos y abren un hueco de 15 segundos y a continuación el pelotón reacciona y se acelera el ritmo para tratar de dar caza, así que en el km.

Llegamos al inicio del primer puerto del día, el pico Negrete. Previamente, en el terreno de aproximación al inicio del puerto, en un terreno algo pestosillo, Domi se pone a encabezar el grupo y marcar un fuerte ritmo que estira al grupo. Hay que ver como rueda en este terreno el tío, menuda forzona tiene. A ratos voy hablando con Peri y con Joaquín, y también me acerco al Casao para decirle algo.

Hoy me estoy encontrando muy bien en todos los terrenos, tanto subiendo como bajando. Terminada una primera parte del descenso, en una zona de toboganes, me adelanta Carlos y le pregunto que qué tal va, a lo que me contesta que se nota bien. Parecía que hoy era su día y me alegraba de verlo ahí bien situado. Por delante vemos un grupo grande y terminamos conectando con ellos y llega a formarse un paquete de unos tíos.

Al conectar con el grupo que iba por delante, yo me dedico a progresar posiciones y le digo a Carlos que sigamos remontando para no vernos cortados.

Es aquí donde se estira bastante el grupo y al final se acaba formando un corte en el que logro meterme. En fin. Ahí me he dedicado a subir a un ritmo cómodo metido en el grupo en el que iba. El descenso del Mataparda también era bastante técnico, con muchas curvas, aunque con asfalto bueno, y ahí el grupo en el que iba, se ha vuelto a estirar, para reunificarse al final del descenso. Tras bajar el Mataparda viene un terreno de transición con algo de repecheo, pero transitando por una carretera bastante buena y muy ancha, y allí me metí en la oficina durante un rato para tratar de comer y beber.

Tras salir de un pueblo comienza el coco del día, el pico Remedio, que contaba con dos kilómetros seguidos realmente duros, uno de media al 9. En el pico Remedio, había un avituallamiento y un punto de control. El descenso del Remedio era de esos de dar pedales, así que no había mucho terreno de recuperación. Terminado este tramo en mal estado se llega un pueblo, se gira a la derecha y se entra en una zona con mejor asfalto. Allí me metí en la oficina y me puse a comer y beber todo lo que pude y a verlas venir.

En el avituallamiento del Pico Peñas de Dios, decido parar a recargar los bidones para enfrentarme a la parte final de la marcha. El tramo de la marcha que venía a continuación era en descenso continuado hasta llegar al kilómetro , por lo que había que aprovecharlo para comer, beber y cargar pilas para el encadenado de tres puertos que había en la parte final de la marcha.

La IX Marcha Cicloturista 7 Picos de Requena. Ciclismo del bueno bajo un sol de justicia

En este tramo el grupo en el que iba se relajó muchísimo y se bajó el ritmo bastante, porque pegaba un viento en contra algo molesto, y nadie quería tomar el mando, así que me quedé allí en la oficina a ver que pasaba. Y lo que pasó fue que cuando llegó el inicio del siguiente puerto, el pico Chulilla, el grupo abrió el grifo y aquello se deshizo de forma inmediata. Allí fue donde pasé el peor momento del día. Me dio un pequeño golpe de calor, y me costó empezar a coger el ritmo de subida, y entre eso y que el ritmo en el grupo se aceleró bastante, acabé por soltar y subir a mi ritmo, sabedor de que todavía quedaba mucho terreno por delante y muy duro.

Aquí volví a recuperar de nuevo sensaciones así que intenté recuperar algo de terreno perdido con el grupo en el que iba anteriormente, el cual divisaba a lo lejos, y comencé a adelantar a corredores descolgados.

VIII - 7 Picos Requena

Esta zona transitaba por un valle encañonado, de paisajes espectaculares, muy muy parecido a zonas por las que se transita en la marcha de Ronda.